Cartagena se convierte en escala preferente para los cruceros
 La Autoridad Portuaria de Cartagena tiene confirmadas, para el próximo año, un total de 40 escalas de cruceros, con unos 70.000 turistas, que constituyen el doble de las reservas realizadas en 2007 por estas fechas, según anunció ayer, en la Cámara de Comercio local, el presidente de este organismo, Adrián Ángel Viudes.
Tras la firma de un convenio entre el Ayuntamiento, la Cámara y la asociación de comerciantes ‘Centro Comercial Abierto’ para crear la pionera entidad “Amigos de los Cruceros”, Viudes señaló que la próxima campaña crucerista superará “con creces” a la de este año.
Aseguró que muchas compañías americanas “han incluido a Cartagena en sus itinerarios por el Mediterráneo porque el turismo del Caribe, basado en el sol y playa está ya agotado, y los cruceristas se decantan por la oferta turística y cultural que puede ofrecerla la ciudad portuaria”.
En esta línea, el presidente de la Autoridad Portuaria deseó la pronta finalización de las obras de restauración del Teatro Romano, ya que, a su juicio, “sería un revulsivo importantísimo”.
Siguiendo a Viudes, “el puerto tiene ya cuarenta escalas confirmadas frente a las veinte del año pasado por estas fechas, lo que supondrá la llegada a la ciudad de unos 70.000 turistas, una cifra que seguirá aumentando en los próximos meses”.

Convenio pionero
Precisamente, con el fin de potenciar el atractivo de la ciudad portuaria y su vertiente comercial enfocada hacia los cruceristas que elijan Cartagena y su comarca para la realización de sus escalas, el presidente del puerto firmó ayer el citado convenio, por el que 45 establecimientos de la ciudad alumbran la asociación “Amigos de los Cruceros”.

En virtud del acuerdo, los comercios abrirán en las jornadas festivas que atraquen los buques turísticos, exhibirán un distintivo de la asociación, y facilitarán a los turistas un plano guía con puntos de interés turístico y de servicios, ubicación de los comercios adheridos y otra información relativa a horarios, idiomas hablados o monedas admitidas. Tal y como subrayaron los firmantes del convenio, “habrá posibilidad de seguir ampliándolo”.